lunes, 25 de agosto de 2008

Las patadas no sonrien

Hace días estoy por hablar de las Olimpiadas, pero el dichoso tiempo. La primera vez que las vi, Juantorena corrió con el corazón y Nadia Comanechi nos lo derritió. Esta vez, NBC se ocupó de traer al otro lado del globo, (y por razones de husos horarios y longitudes, en la noche y madrugada), la fiesta de China y del mundo. Finalmente la (mayoría de la) gente decidió mirar para el otro lado y no pensar en el Tibet, ni en la Plaza de Tiananmen, y tuvimos todo el tiempo la foto de Mao sobre el hombro del presentador de NBC, riéndose de los peces de colores, junto a chicos comiendo McDonalds. Los que no se rieron mucho fueron los cubanos. Quedaron en el lugar número 27, por debajo de varios países latinoamericanos, que no se dedican a fabricar deportistas. Uno de los miembros de su equipo agredió físicamente a un árbitro y demostró tener el espíritu olímpico en los pies (de hecho le dio una brutal patada en la cara que requirió puntos de sutura). Parece que cincuenta años escuchando un mensaje agresivo termina calando en el alma de alguna gente. Hasta dijeron que el “match” estaba “comprado”. When shit hits the fan, la fanfarria, el caudillismo, la violencia visceral del dueño de la finca llega a todos los rincones. Cuando Nastia Lutkin, (la gimnasta americana) perdió la medalla de oro por un escabroso proceso para lidiar desempates (aceptado previamente), ella y su padre mostraron una dignidad ejemplar. Y todos pudimos detectar un particular empeño de los jueces internacionales por penalizar a los deportistas americanos, pero esto no pasó de comentarios frente al televisor. Sin patadas. Lo mejor de la temporada fue la sonrisa de Shawn Johnson . Quisiera que mis nietos puedan sonreír así.

4 comentarios:

A.T. dijo...

Mayeya ¿Qué te pareció la nadadora cubanoamericana que ganó plata para el equipo americano?

Mayeya dijo...

AT: ne la pusiste en China. No se quien es la nadadora cubanoamericana. Mayeya

Anónimo dijo...

Creo es Darra Torres.

Mayeya dijo...

No estoy segura que Dara Torres sea cubanoamericana; tengo entendido que crecio en Beverly Hills, hija de un real estate developer llamado E. Torres,judio, (seria cubano?) y una ex-modelo. A very wealthy family. Ahora vive aqui en Coral Spring con un endocrinologo que es el padre de su nigna Tessa. Sea cubana o no ha sentado el precedente de que "Si se puede!" a los 41 agnos ganar medalla olimpica en natacion. Segun decia el NY Times hace unos dias, su entrenamiento cuesta 100K al agno. Pero los US$ no compran la tenacidad, la disciplina, etc.